domingo, 19 de marzo de 2017

Mi lenguaje neutro

Estamos a pie de guerra. En las redes sociales, en la televisión, y generalmente en cualquier medio de comunicación, estamos viendo como hay disputas, desacuerdos y alborotos.
Aunque no lo parezca, estamos en el siglo XXI (con mentalidad de los primitivos, pero bueno). Es levantarnos cada día, y observar cada barbaridad, que dan ganas de volver a meterse en la cama y no salir de los sueños. Sí, esos sueños que pueden hacernos más felices que la propia realidad.

Yo vengo hoy a comentar algo. Sé que hay muchas opiniones sobre esto, y las respeto, al igual que respetaréis la misma, como personas civilizadas que intentamos aparentar.

No entiendo el por qué de feminizar el lenguaje castellano. Entiendo que cierta gente quiera mostrar igualdad de géneros, libertad de expresión, sabiduría...Todo eso está muy bien, ojalá fuéramos ese tipo de sociedad. Sin embargo, atacar a un idioma, me parece una ofensa hacia la lengua materna. Igualmente que queda horrible escribir palabras tipo "Mallo" en vez de mayo, o, "acer", ¿Parece absurdo no? Lo mismo me parece "compañeras" en un sentido común. Lo digo porque sí, porque se usa mucho ahora. ¿Nadie tiene en cuenta que la o en el contexto necesario es generalizador para ambos sexos?

Al igual que a los políticos les da por decir "compañeros y compañeras", intentando homogeneizar al colectivo y que no proteste, cosa que también me parece absurda. Para mí, chica, no me molesta que digan alumnos, jóvenes. ¿Un calendario en femenino? No me burlo de él, hay personas que lo sienten como algo que es necesario, pero a mí también me parece inútil.

Otro tema muy distinto, y que sí que apoyo, es el significado de algunas palabras, que pueden llevar a la discriminación y la ofensa. Buscar "sexo débil" y que encontremos "conjunto de mujeres" es algo incoherente y machista. Esto sí que hay que juzgarlo, porque se atenta contra la dignidad de nosotras.

Creo que todo el tema se nos está yendo de las manos. Por querer igualizar la sociedad, estamos metiendo la pata a lo extremo. ¿No hay término medio? Si en estas seguimos, hablaremos en modo neutro.
@ por todos lados, o con la e. ¿Verdad desconocides?

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Theresa,
    Muy buena reflexión , lo cierto es que opino bastante parecido a ti. Creo que estamos intentando arreglar un problema (que es la desigualdad de género) cambiando algo muy superficial. En mi opinión el problema no está en la lengua, sino en todo lo que hay detrás...
    Parece que es más fácil hacer que la gente cambie su forma de hablar, en vez de su forma de pensar...
    Un beso y gracias por la entrada!
    Nos leemos!

    ResponderEliminar